Jornadas Farmacia Activa 2018.

mcv_blancotexto_120Ayer tuve el placer de asistir a la octava edición de las Jornadas de Farmacia Activa, organizadas por STADA. Casi dos mil novecientos farmacéuticos repartidos en cuatro sedes en distintos puntos de España (Barcelona, Madrid, Sevilla y Valencia), conectados en directo en un evento sin precedentes en el que se incidió en la importancia de la comunicación, el marketing sensorial y la calidad del equipo profesional, junto con el desarrollo de una gestión de calidad para el desarrollo de la farmacia del futuro.

En palabras de Mar Fábregas, directora general de Laboratorios Stada, “la farmacia del futuro tendrá éxito si da respuesta a todos los problemas de salud. De ahí la importancia de crear un clima de confianza con los clientes y actuar en materia de prevención, situando al paciente en el centro de su labor”. Para poder afrontar nuevos retos, como la llegada de los biosimilares a nuestras farmacias y atender las necesidades de nuestros pacientes debemos contar con equipos humanos, formados y capacitados pero que tengan además una buena comunicación basada una relación de confianza y complicidad que será el vehículo que conduzca nuestro proyecto al éxito, como expuso Ferran Ramón-Cortés director del Instituto 5 Faros, que nos acompañó en Barcelona.

Por otra parte es fundamental que consigamos llegar al paciente para poder transmitirle información y presentarle nuestros servicios. No se trata de generar en el paciente un impulso de compra compulsiva, sino de llegar él a través de los sentidos, en este sentido Diana Gavilán, experta en marketing sensorial y profesora de la Universidad Complutense de Madrid, nos muestra la necesidad de crear ambientes agradables en los que los pacientes se sientan bien, incidiendo en la importancia de los colores, los olores, el tacto y el espacio; estos conceptos que ya han sido implantados en otras áreas de negocio están infravalorados en nuestro sector, quizá porque se perciban aún como prácticas aumentar ventas. Analizado desde un punto de vista meramente sanitario, es obvio que un ambiente acogedor facilitará el desarrollo de un servicio profesional de calidad.

Otro de los grandes olvidados de nuestro día a día es la Gestión, con mayúscula. Analizando con Carles Torrecilla, profesor de dirección de marketing de Esade, los datos obtenidos en encuestas previas en el sector sobre el modelo de gestión aplicados en las farmacias nos encontramos datos escalofriantes que revelan el desconocimiento de conceptos básicos como planes de gestión anuales, indicadores fiables, tickets medios, etc. que marquen la hoja de ruta de nuestros negocios, y es que además es muy bajo el nivel de importancia que en general se le da a este campo, gestionar no es hacer un pedido en función de las ventas del trimestre pasado ni hacer ofertas sin sentido de productos de baja rotación con la finalidad de eliminarlos de nuestros mal logrados stocks.

El farmacéutico del futuro está obligado a gestionar los recursos que tiene a su alcance, los programas informáticos que utilizamos a diario en nuestras farmacias son herramientas de gestión en la mayoría de los casos desaprovechadas que nos aportan infinidad de datos sobre la situación actual de nuestras farmacias: los productos que se demandan, los que tenemos, los que deberíamos tener, costes, rotaciones… pero son datos que no utilizamos. Por otra parte tenemos que aprender a “vender” nuestros servicios, mostrar lo que hacemos y ponerlo en valor.

Para terminar estas jornadas contamos con la presencia desde Sevilla de Josef Ajram que desde sus facetas de ironman y broker, nos ánima a perseguir el éxito y la excelencia en nuestro día siendo conscientes de que cometeremos errores, pero que de los errores se aprende; que la constancia y los pequeños logros son fundamentales para conseguir el objetivo global. Plantearse grandes objetivos a corto plazo es como mínimo desmotivador, hay que fijarse metas accesibles que nos sirvan como trampolín para la siguiente etapa hasta conseguir el objetivo final. Si tenemos voluntad y constancia podremos lograr lo que nos propongamos puesto que somos nosotros los que fijamos nuestros límites y a dónde queremos llegar.

farmacia_activa4b

Concluyeron así unas interesantes jornadas en las que además contamos con la presencia de otros profesionales sanitarios, entre ellos Jaume Guillén (Farmacéutico Comunitario) con el que insistimos en la importancia de los probióticos y Francisco José Farfán Sedano (Farmacéutico Especialista en Farmacia Hospitalaria) que aportó su “píldora” sobre Biosimilares en Farmacia Comunitaria.

Esperando ya la novena edición.

Anuncios

Big Data. Tratamiento de datos aplicado a la salud.

mcv_blancotexto_120A diario se generan en el mundo aproximadamente del orden de tres trillones de datos, esta cifra astronómica es posible gracias a que las nuevas tecnologías han dotado a la sociedad de mecanismos para que cualquiera de nosotros pueda generarlos y compartirlos todos los días.

El valor de ese volumen de datos viene dado por la capacidad que tengamos para retenerlos, almacenarlos y gestionarlos de manera que se conviertan en una herramienta de trabajo. Evidentemente este proceso de tratamiento de datos ha de ser acorde a la Legislación y debe ofrecer todo tipo de garantías, tanto para quien cede los datos, como para quien hace uso de ellos.

Un ejemplo de start-up que tuvo su origen en el tratamiento de datos aplicado a la salud es Flatiron Health, una compañía con sede en la ciudad de Nueva York cuya finalidad era mejorar el tratamiento del cáncer mediante la organización de datos en el campo de la oncología, recogidos a nivel mundial. Para ello se hace necesaria la conexión y la estandarización de los centros de cáncer en todo el mundo en una plataforma tecnológica común, que permite a los investigadores, los médicos y los pacientes aprender de los millones de pacientes que ya están siendo tratados cada año. A partir de ahí, el objetivo es acelerar la investigación, optimizar el tratamiento dirigiéndolo hacia la medicina personalizada, y ayudar a los médicos y pacientes a tomar mejores decisiones basadas en datos.

Actualmente existe un proyecto europeo de Big Data sobre salud que está dirigido a la creación de servicios web que garanticen el acceso a información médica fiable y de calidad en la red. El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), dependiente del Ministerio de Sanidad, forma parte desde septiembre de 2015 del Consorcio Europeo Elixir, una red comunitaria que analiza millones de datos relacionados con la biomedicina y la biología; Elixir es una plataforma de bioinformática, reconocida por la Unión Europea como infraestructura comunitaria, que analizará millones de datos sobre biomedicina y biología, con lo que se reduce la duplicidad de esfuerzos y se rentabiliza la inversión individual de cada país.

Este año se celebra de nuevo en Standford la Conferencia sobre BIG DATA in Precision Health, los días 23 y 24 de Mayo, donde investigadores líderes del mundo académico, hospitales, gobierno e industria interactuarán para conseguir colaboraciones, y desarrollar planes de actuación para el uso de análisis de datos a gran escala y la tecnología con el fin de mejorar la salud humana.

Más información: https://bigdata.stanford.edu